Lógica Analógica

Economía / Política

Motivos para el Sí el 27S: Las infraestructuras

comparativa-barcelona-madrid

Recuerdo que ahora hace ya muchos años, el diario Avui puso en portada esta imagen. Es una comparativa a lo largo de los años entre las carreteras alrededor de Barcelona y Madrid. Mientras el mapa de carreteras de Barcelona se quedó casi igual, el de Madrid creció de forma espectacular.  De hecho, según el Cercle d’Estudis Sobiranistes, entre 1985 y 2005 se han hecho en Madrid 600 km. de autovías mientras que en Barcelona sólo 20 km.

Mapa AVE

 

Esta es la red de AVE, parte aún por construir. La mayoría de las inversiones que se han hecho en AVE se han contabilizado fuera de Madrid. Pero, ahora contéstame una pregunta; ¿a quién te parece que beneficia de verdad una red de este tipo? Para ir de cualquier sitio a cualquier sitio hay que pasar sí o sí por Madrid. ¿De verdad esto nos beneficia a todos?

El mapa de carreteras nacional es casi un calco del anterior. Pero vamos a lo cotidiano; ¿y los trenes? Rodalies es un escándalo. Antes de verano, ya acumulaba más de 100 incidencias. Casi una al día. Y todo gracias a las nulas inversiones que el estado ha hecho durante 20 años.

En 2013, la ministra Pastor anuncia 400 millones de inversión en Catalunya. Este año ha comprometido otros 400 millones. ¡Llegó la generosidad! El problema es que estos “nuevos” 400 millones son para hacer… ¡lo que prometió en 2013! Es decir, que la ministra ha sido todo palabras, pero no ha mejorado nada nuestros trenes.

Con el objetivo de mejorar la economía, Catalunya y, en mi opinión, toda España, necesitan el tren de mercancías que recorra toda la costa mediterránea. De aquí salen el 70% de las mercancías que van a otros países. Es lo que conocemos como el corredor del mediterráneo. En vez de eso, el gobierno central pone todo su empeño en construir un AVE deficitario. Hace pocos días, hemos sabido que ADIF ha paralizado de nuevo las obras del corredor a pesar de que se adjudicaron en 2013.

En el puerto de Barcelona, la empresa china Hutchinson, comprometió 420 millones de euros de inversión. A cambio, pedían una inversión ridícula de 8 millones; la administración central debía hacer llegar el tren hasta la terminal. ¿Sabes qué pasó? Que los chinos cumplieron su palabra y acabaron su proyecto. El gobierno de España no hizo nada. Después de que los chinos hubieran acabado todo, la ministra Pastor se comprometió a tenerlo listo en 2016. Mientras tanto, 450 millones de inversión en Catalunya estuvieron en peligro porque al gobierno que debería protegernos no hizo su trabajo…

Si quieres descubrir más motivos, descárgate gratis el libro de los 10 motivos para la independencia.