Lógica Analógica

Política

La salida fácil del Reino Unido

vote-leave
El Reino Unido ha decidido irse y llega el momento de las interpretaciones. ¿Cómo puede ser que los británicos, en especial los ingleses, no quieran permanecer en la UE? Mentiría si dijera que me ha sorprendido la lectura que abunda en mi TL. Los británicos son xenófobos. No nos quieren. ¡A nosotros!

No voy a negar que sus peores instintos de supervivencia como pueblo y su pasado como gran imperio hayan ocupado parte del debate. Pero, ¿eso es todo lo que vamos a decir? No creo que merezca la pena remarcar el cinismo que suponen estas lecciones cuando, en tu propio país, gana un partido que dispara a los inmigrantes mientras se ahogan. Ni la vergüenza que siento al escuchar a nuestros políticos dando lecciones a una democracia centenaria sobre qué es mejor que el pueblo no vote.

Lo que sí es remarcable es nuestra total incapacidad de autocrítica. O sea, que los británicos son racistas y aquí se acaba todo. ¡Qué bien! Porque, claro, la UE es el proyecto más ambicioso que se haya construido jamas. Y es raro que no quieran participar…

Si Europa fuera un proyecto ilusionante, ¿alguien cree que UK estaría ahora a punto de iniciar una negociación para abandonarla? Si las instituciones europeas dieran soluciones, ¿de verdad los ingleses preferirían vivir de lado?

No se trata de reclamar ni una Europa más socialdemócrata ni más liberal. Ni conservadora ni comunista. No se trata de si hace aquellas políticas o estas. Es mucho más básico. Se trata de que a la gente le sirvan de algo más que para poner el plato en la mesa a un puñado de burócratas. Así de crudo. De que la ciudadanía pueda incidir, ni que sea un poco. No son las políticas, es la democracia. No es que no nos guste el pilar, es que nos olvidamos de poner la base.

Podemos seguir bramando contra la xenofobia de los británicos o trabajar para que se arrepientan de la decisión que han tomado. Se trata de si forzamos a nuestros políticos a que mejoren las instituciones a través de las que dicen representarnos, o de si les damos, a ellos sí, la salida fácil.